Experiencia de cliente

martes, enero 24, 2006

Países cercanos, culturas diferentes...

Regreso cansado de un viaje rápido a Portugal. Sinceramente, los viajes en mitad de una semana generalmente rompen toda la planificación de la misma. Es como antes de irse de vacaciones, muchos pendientes antes del viaje (al igual que cuando quieres cerrar todo antes de un merecido descanso) y más pendientes que se te acumulan del día que estás fuera. Lo que sí que viene bien es la desconexión que puedes llegar a conseguir con la rutina diaria de tu ciudad, clientes, oficina, etc.

Portugueses y españoles somos muy parecidos en muchas cosas aunque diferentes en tantas otras. Lo que más me agrada de mis viajes a Portugal es la admiración que siento por su profunda cultura del café. Se utiliza como elemento de cohesión en casi todos los ámbitos profesionales y hay que reconocer que el café que puedes degustar en Portugal, en muchos entornos empresariales, no tiene nada que ver con las máquinas destroza-estómagos que existen en España.

Para todos los que tengáis la oportunidad de hacer una escapada, uno de los mejores lugares para degustar el placer de un buen café podéis acudir al Café María, detrás de la Praça Marques do Pombal en la parte de atrás del edificio del Banco de Brasil. Es un coqueto lugar en donde un café es más que una experiencia, no solamente por lo delicioso que está sino porque se puede revolver el azúcar en vez de con cucharilla con un palito de canela que deja un sabor más profundo todavía.

Experiencias así son las que hacen volver una y otra vez al mismo lugar. Lo más interesante de todo es que pese a su reducido tamaño, es el local de referencia de todos los trabajadores de la zona.

5 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a este post:

Crear un enlace

<< Home